Lo que somos

Nunca había podido imaginarme

            esta vida que me vuelve a sorprender;

Aún cuando me giro a mirar atrás,

            encuentro momentos en los cuales no puedo creer.

 

Había momentos en que me caí inesperadamente,

            chocando con una profunda oscuridad,

Pero igual había momentos de revelación,

            en que me rodeaba una fuerte claridad.

 

Había días en que prefería tener la noche

            y noches en que anhelaba ver el día;

Había experiencias de todos los tipos,

            y ni una de ellas cambiaría.

 

Soy lo que soy por lo que he visto

            y veo lo que veo por quien soy;

No me arrepiento de ningún momento,

            porque sin mi pasado no tendría mi hoy.

 

Mi futuro seguirá sorprendiéndome,

            y con eso me quedo más que contento,

Porque no somos lo que hicimos ni lo que haremos,

            sino que somos lo que hacemos en el momento.

Advertisements

El umbral

Nací allí en las tinieblas,
al fondo de la oscuridad,
llena de varias maldades,
y de total vaciedad.

Nací allí en cadenas,
me desperté en la opresión,
crecía bajo la esclavitud,
y sufría de la condenación.

El orden no existía,
sino que reinaba un caos excesivo,
que me había infectado,
que me había oscurecido.

Me llenaba de mentiras incontables,
de dudas y de dolor,
así que estaba tan engañado
que sólo conocía al pavor.

Era la víctima del miedo,
era el sujeto de la ignorancia,
creía todo lo que escuchaba,
y a mi vida le faltaba la substancia.

Me controlaba la vanidad,
y me conquistó la avaricia,
así que vivía sin vergüenza,
con ira, con impureza, con malicia.

Mis días eran como las noches,
mi compañía era la soledad,
existía sin poder vivir,
y mi fortaleza era la debilidad.

Fue en ese momento que llegó
un rayo de luz con el trueno,
y además un cambio sutil,
pero todo me quedó muy pleno…

Por primera vez lo vi,
el umbral que me separaba,
de todo que no conocía,
de todo para que fui creada…

Aún no lo pude cruzar,
pero no por falta de deseo,
sino por falta de poder,
pero es allí que me esperó…

Allí me quedé tan sucio,
cubierto con las cosas del mundo,
pero allí yo fui lavado
y sanado por un toque profundo…

Entonces fui agarrado por la luz,
quitado de la oscuridad,
conocí por primera vez el día,
y allí recibí la verdad.

Mi vida allí cambió,
en un momento de redención,
con una gracia increíble,
en un acto de salvación.

Y me sentí por primera vez
una sublime libertad,
llena de abundancia,
llena de seguridad.

Nunca antes había conocido
tanto gozo, tanta alegría,
pero ahora los tengo en plenitud,
igualmente la sabiduría.

Allí recibí la fortaleza,
la paz y la sanidad,
también el conocimiento,
la pureza y la santidad.

Hoy día yo tengo una vida
que nunca acabará,
porque tengo un Salvador
quien siempre reinará.

De Él es toda la honra,
toda la gloria y el poder,
porque Él me salvó de la muerte,
le entrego a Él mi ser.

Ahora rodeado por la luz,
que eternamente brillará,
alabo al Rey por su amor
que siempre permanecerá.

Querida Mamá

Querida Mamá, te quiero,
Con todo el corazón.
Eres la mujer más increíble
Y valoro tanto nuestra relación.
Eres tú quien me diste a luz,
Que me cuidaste cuando era niño.
Siempre me cubriste con todo tu amor,
Con toda tu gracia y tu cariño.
Me enseñaste a amar a otros
Y compartir lo que Dios me ha dado.
Me demostraste como hacerlo
Porque siempre me sentí amado.
Eres el epítome de honradez,
De fidelidad y también de bondad.
Tienes de mí el mayor respeto,
Y te quiero, Mamá, de verdad.

Querida Mamá, te adoro,
Con todo el corazón.
Eres la mujer más asombrosa
Y te adoro, Mamá, un montón.
Eres tú quien me pusiste de pie
Cuando me caí una y otra vez.
Aún hoy día, cuando estoy abrumado,
Me impartes a mí la lucidez.
No sería posible contar las cosas,
Las tonterías que hice sin pensar.
Pero tú, Mamá, como buena mujer,
Siempre me sigues a amar.
Yo sé que no ha sido tan fácil
A cuidar a un hijo tan curioso.
Pero éste yo sé sin ninguna duda:
Te adoro con todo mi gozo.

Querida Mamá, te amo,
Con todo el corazón.
Eres la mujer más maravillosa
Y te ofrezco mi humilde canción.
El Señor te ha bendecido muchísimo,
Y eso con toda razón.
Sigues a El con todo el alma,
Con cada palabra y cada acción.
Eres llena de misericordia,
Y lo buscas en cada situación.
Lo amas con todo tu ser,
Con toda tu fortaleza y pasión.
Es por eso que alabo al Señor,
Porque tú eres una inspiración.
Sin ti, Mamá, no sería quien soy…
Te amo, con todo el corazón.

Encontrado / Found

A veces me pierdo,

            entre las sombras de las calles,

buscando allá algún secreto,

            o quizás la inspiración…

 

Me pierdo en la noche,

            sin saber adonde voy,

ciego por la falta de luz

            de esplendor…

 

A menudo me pierdo,

            entres las brisas del viento,

juntándome con ellas como siempre,

            como el suspiro que soy…

 

Pero me pierdo sin preocupación,

            y me quedo perdido sin temor,

porque allá encuentro esperanza,

            la esperanza de ser encontrado…

 

 

Sometimes I lose myself,

            between the shadows of the streets,

searching there for some secret,

            or perhaps inspiration…

 

I lose myself in the night,

            without knowing where I’m headed,

blinded by the lack of light,

            of splendor…

 

Often I lose myself,

            between the breezes of the wind,

joining with them like always,

            like the breath that I am…

 

But I lose myself without worry,

            and I stay lost without fear,

because there I find hope,

            the hope of being found…

Soy / I am

Camino,

rodeado por niebla,

oscurecido por la sombra del mundo.

Veo,

pero sin claridad,

sin color, sin resplandor, sin agudeza.

Siento,

aunque siempre entumecido,

superado por tinieblas aplastantes.

Estoy,

y aún no estoy,

nada más que silueta, que fantasma.

Suspiro,

cerrando los ojos,

abriendo, en lugar de ellos, el alma.

Sueño,

viendo allá algo nuevo,

algo diferente, poderoso, y real.

Creo,

en todo lo que antes no sabía,

en la verdad, en la vida, y en la luz.

Soy,

liberado de lo oscuro,

rodeado ahora por lo glorioso, lo radiante.

 

I walk,
surrounded by fog,
darkened by the shadow of the world.

I see,
but without clarity,
without color, without brilliance, without acuteness.

I feel,
but always numbed,
overcome by crushing darkness.

I am,
and yet I am not,
nothing more than a silhouette, than a phantom.

I breathe,
closing my eyes,
opening, instead of them, my soul.

I dream,
seeing there something new,
something different, powerful, and real.

I believe,
in everything I never knew before,
in truth, in life, and in light.

I am,
freed from the dark,
surrounded now by the glorious, the radiant.

Lo celestial

Por nuestras venas corre una sangre,

Llena de fortaleza, y de vida,

Pero lleva también la maldición de la carne,

De nuestra condición caída.

Transporta a los miembros todo el mal

Que nace de corazones venenosos;

Fluyen la duda y la sed carnal,

Y también los deseos pecaminosos.

Se propagan como un cáncer del infierno,

Invadiendo la paz de las mentes,

Evocando del alma el Espíritu Santo

Quien siempre estaba presente.

Pero nos olvidamos de su presencia,

Contando con nuestras debilidades;

Sin él no tuvimos bastante resistencia,

Pero él nos protege de las maldades.

Nos acordamos de que ese milagro

Que late por nuestras venas

Es el mismo con que el Señor levantó

A Jesús de la muerte y sus cadenas.

Pues nunca más pensamos en nada negativo

Ni en nada trivial o terrenal,

Sino pensamos en todo lo glorioso,

En todo lo bueno, lo celestial.